Publicación de la Red Nacional de Mujeres

Excombatientes de la Insurgencia

EN BOTICA

LOS SECRETOS DE UNA MUERTE SILENCIOSA

 

Como país necesitamos atender nuestras mentes, nuestros cuerpos, para que la Matria respire, se expanda y preparemos el terreno para para hacer paz todos los días. Pero como para hacer paz necesitamos pasar por nuestro interior antes que por el de las demás personas que nos rodean, en esta edición de La13 reflexionamos sobre la presión arterial como una señal del cuerpo que es importante aprender a leer. #SembramosPaz.

 

                                                    Foto: elcuadernillodemisinvestigaciones.blogspot.com

 

Por: Malupe Rayo

 

 

El síndrome metábolico, la epidemia del siglo XXI

 

Las relaciones profundas entre el sentimiento y el pensamiento, entre la mente y el cuerpo, son tratadas en las medicinas alternativas de manera integral teniendo en cuenta el entorno familiar y social con sus complejidades.

 

Existe un  grupo de signos y síntomas que se juntan produciendo una serie de “enfermedades” que hacen parte del conocido Síndrome Metabólico (S.M.) del siglo XXI, tales como la hipertensión arterial, diabetes tipo II, enfermedades cardiovasculares, parkinson, fibromialgia, arritmias y paros cardiacos, ovarios poliquísticos, cáncer, trombosis cerebral, migrañas, aumento de los triglicéridos y el alzaimer,  entre otras.

 

Para el Dr. Mariano Guetio1 el S.M. no es una enfermedad, sino un común denominador que avanza hacia la aparición de estos síntomas y signos que desencadenan el síndrome que no es más que una resistencia a la insulina, ya que ésta no puede introducir la glucosa o azúcar dentro de las células del cuerpo humano.

 

El tema para esta sección será la hipertensión arterial (HTA), enfermedad crónica consistente en el incremento continúo de las cifras de la presión sanguínea en las arterias, por encima de los límites normales (120/80 mm Hg), no suele presentar síntomas, razón por la cual se le conoce  como “el asesino silencioso”. Requiere diagnóstico médico,  si no se trata a tiempo puede provocar trastornos de salud que generan complicaciones de las enfermedades coronarias, cardiovasculares, derrames cerebrales, insuficiencia cardiaca,  vascular periférica, insuficiencia renal e incluso muerte prematura.

 

Son muchos los factores que pueden afectar la presión arterial, entre ellos:

 

• La cantidad de agua y de sal que cada persona tiene en el cuerpo

• El estado de los riñones, el sistema nervioso o los vasos sanguíneos

• Los niveles hormonales

 

A medida que la edad aumenta los vasos sanguíneos se vuelven más rígidos y la presión arterial se eleva, aumentando la posibilidad de sufrir accidentes cerebrovasculares (ACV) siendo más riesgoso si la persona presenta obesidad o con frecuencia está estresada o con alto grado de ansiedad, alcohol y tabaquismo, consumo exagerado de sal, diabetes y antecedentes familiares de hipertensión.

 

Entre los síntomas y efectos se consideran algunas enfermedades como:

 

• Dolor en el dorso del cuello y el pecho

• Cefaleas

• Nauseas acompañadas algunas veces de vómito

• Somnolencia

• Hemorragias nasales súbitas y severas

• Falta de aire

• Mareos

• Dificultades respiratorias

• Zumbidos en los oídos

• Hemorragias nasales

• Visión borrosa

• Confusión

• Sudor excesivo

 

                                                         Foto: tomatetumedicina.wordpress.com

 

La HTA a largo plazo daña las paredes arteriales y esto puede conllevar a complicaciones como la arteriosclerosis, que se manifiesta con un aumento de placas grasas en las paredes que recubren las arterias y calcificación, llegando a estrechar el espacio de circulación del flujo sanguíneo.

 

Después de esta breve explicación basada en los conocimientos de la medicina convencional occidental o medicina alopática, explicaremos el significado de la HTA de acuerdo con los estudios científicos aportados por la medicina alternativa de la Biodescodificación. Esta propuesta intenta encontrar el origen metafísico por el que se producen las enfermedades para tratarlas terapéuticamente. Se inicia el diagnóstico indagando en la historia de vida (clínica) de cada paciente y su significado emocional.

 

Para la Medicina Alternativa, Integrativa, Funcional o Complementaria, toda enfermedad tiene un origen emocional o metafísico, dicho de manera más sencilla, está causada por algún tipo de emocionalidad que no se manifiesta de manera conciente, razón por la cual se proyecta en el plano físico del cuerpo material a través de síntomas que se traducen como “enfermedad”.

 

Con la medicina no convencional se busca llegar al origen de la enfermedad, teniendo cuenta que no es posible curar una manifestación de dolor físico pasando por alto en el diagnóstico la historia de vida de la persona, sus emociones, formas de alimentación y relaciones. El ser humano es tomado en cuenta integralmente ya que para mantener una excelente salud se  parte de la base de que nuestro cuerpo, mente y alma están estrechamente relacionados, por eso no es posible curar un síntoma físico sin ocuparse también de las emociones.

 

Todas las Medicinas Alternativas como la Biodescodificación, fundamenta su acción terapéutica bajo enfoques diferentes  que aunque opuestos se complementan. Sostienen que no hay enfermedades, sino personas enfermas que buscan encontrar el equilibro entre mente, cuerpo y alma.

 

Para la Biodescodificación existen varios conflictos detrás de la HTA, una de las grandes pandemias que afecta poderosamente a millones de personas y uno de los grandes males de la humanidad relacionados con el corazón, más allá de la definición conceptual de ser el órgano más importante del sistema circulatorio, directamente relacionado con el corazón que simbólicamente representa la casa y la familia.

 

                                                         Foto: recetasparaadelgazar.com

 

Desde este planteamiento, la HTA presenta una diferencia en función de si este mismo conflicto es vivido en femenino o en masculino. Por ejemplo, la hipertensión arterial central se vive en masculino, afecta principalmente los ventrículos del corazón que son los que encargan de bombear la sangre con fuerza para que llegue hasta las extremidades más alejadas del corazón. Un paciente que padece este tipo de HTA mantiene las manos calientes, y de manera figurada, dejan todo el tiempo la puerta abierta porque “alguien se ha ido y quiero que se quede o que vuelva”, ejemplo: una persona desea estudiar en otra ciudad, pero encuentra un dilema para su decisión porque ésta implicaría distanciarse de su relación amorosa. Por un lado quiere irse a estudiar y por otro  no quiere perder su relación y quisiera llevarla consigo. Debido a esto deja la puerta abierta, lo que genera la hipertensión arterial central.

 

Una hipertensión arterial periférica se vive en femenino y afecta sólo las aurículas que son las encargadas de regular la entrada o la salida de la sangre del corazón. Estos pacientes presentan las manos frías debido que no llega suficiente sangre al final de las extremidades, razón por la cual el cuerpo aumenta la presión sanguínea para lograr el equilibrio. Aquí el conflicto se relaciona con restringir la entrada o la salida de los miembros de la casa.

 

Por ejemplo, el vehemente deseo de sacar o expulsar a alguien fuera de mi corazón, fuera de la familia o fuera de la casa. Un caso particular sería la de unos padres que reciben a su hija con su esposo y sus dos nietos, que por problemas económicos buscan su ayuda. Se sienten felices de acoger a su hija y sus nietos, al contrario de lo que pasa con el yerno, el conflicto surge cuando al no aceptar la presencia del yerno en su casa temen perder a su hija y nietos. Las personas hipertensas suelen ser sensibles, con una gran actividad mental y con tendencia a dramatizar algunas situaciones.

 

La sangre representa la vida divina y cuando el síntoma aparece relacionado con la sangre se refiere a un conflicto de sangre, un conflicto con la vida, conflictos de desvalorización y de falta de decisión para entrar en acción. Igualmente podemos encontrar problemas pasados sin resolver, heridas afectivas sin sanar y que duelen demasiado hasta asumir una vida de sufrimiento, y como toca la sangre, toca los lazos familiares.

 

Como podemos apreciar, la HTA aparece en aquellos momentos en los que no logramos superar las pruebas que nos pone la vida y nos sentimos apretados y presionados por el miedo de no poder resolver las situaciones de dificultad que surgen durante el conflicto. Como decíamos, tiene que ver con el entrar o sacar a alguien de nuestra casa, de nuestro corazón o de la familia.

 

Es este padecimiento una de las codificaciones más poderosas que sufren los pacientes mayores de edad y jóvenes de hoy. Además, existen otros códigos que conscientemente no se pueden interpretar y por ello elevo mi presión, para estar a la atura de las circunstancias y poder hacer frente al desafío que se plantea. Entonces, el paciente incapaz de resolver su situación enferma por su forma de pensamiento; metió una mentira en su pensa-miento, razón por la cual busca trata-miento para que un médico, un pastor, un sacerdote, un adivinador o un terapeuta le ayude a “tratar la mentira que se metió”.

 

Suelen escucharse lamentaciones como: no me siento con suficiente poder para abordar los problemas cotidianos y entonces elevo mi presión para poder abordar las situaciones de dificultad que no son problemas -los problemas tienen solución-, y así contar con mayor energía para asumirlos con suficiente capacidad de éxito.

 

Otra patología que se presenta en la HTA está relacionada con la patología renal. En Medicina Tradicional China el Riñón tiene como función hacerse cargo de la Responsabilidad que está asociada a un miedo natural y entonces tiene que ver también con temas existenciales, de pérdida de referentes. El riñón es el órgano de la responsabilidad y la vejiga como entraña de la voluntad, mientras que la vesícula biliar es la entraña de la decisión. Tomar decisiones es difícil y produce miedo y temor, sin embargo, permite elegir, hacer frente a la vida con energía y por tanto resolver asuntos que pesan y hacen subir la tensión interna. Todos los órganos y entrañas del cuerpo humano se relacionan entre sí, por esta razón debemos cuidarlos.

 

                                                         Foto: recetasparaadelgazar.com

 

 

Es frecuente la HTA en aquellas mujeres embarazadas como lo son también las preclamsias durante su proceso de gestación y están relacionadas con esta codificación que proviene de  sacar o entrar a alguien de mi casa. La hipertensión en embarazadas, sobre todo en el primer trimestre del embarazo sucede porque el útero representa la casa y pueden aparecer conflictos de no querer tener al niño o que  la pareja o la familia no lo acepten, de igual manera, puede aparecer un conflicto al querer separarse de su pareja.

 

Analicemos, si la embarazada debe entrar a un nuevo integrante en su casa es muy probable que no esté exento de inconvenientes, muchos de ellos no siempre son conscientes. Un ejemplo es que ante la llegada de un hijo todo queda de lado y muchas mujeres embarazadas presentan la hipertensión porque temen por su trabajo, temen porque madre e hijo no sean aceptados o reconocidos, temen porque la llegada de un hijo modifica su vida; esto pasa de manera subconsciente. En estos casos también es muy interesante explorar lo transgeneracional, es decir la información ancestral porque es muy probable que sea una historia que se repite y no sólo le pertenezca a esta mujer, sino que es un código que se repite a lo largo de la historia de la familia.

En la mayoría de los casos las madres que entran en un estado de consciencia saben comprender esta realidad y automáticamente pierden la HTA, la analizan y resuelven  esta dualidad.

 

Otro caso de HTA se crea en aquellos padres que tienen a sus hijos -entre los 25 o más de 50 años- y no se animan a sacarlos de su casa para que ellos hagan su propia vida, no lo hacen porque se sienten excesivamente responsables de ellos y terminan siendo una carga para sus padres. A esto se suma que no trabajan, por tanto dependen económicamente de ellos y como consecuencia causan demasiados problemas a sus progenitores, quienes además se sienten frustrados porque sus hijos no respondieron a sus expectativas de que fueran personas responsables e independientes.

 

Ejemplos como que sus hijos con más de 40 años terminen viviendo en casa de sus padres, exigiendo confort y ellos obligados a responsabilizarse porque no toman con disciplina las labores o terminan haciendo negocios que la mayoría de las veces van a pérdida y son ellos quienes deben asumir las consecuencias de estas decisiones equivocadas. Estos hijos se escudan en que sus padres sean su garantía y los llevan a situaciones que les complican la vida pero no toman la decisión de sacarlos de sus casas simbólicas, de sus empresas y de otros ámbitos que consideran su casa, situaciones que de alguna manera genera la HTA.

 

En consecuencia, uno de los conflictos bloqueantes que impiden la toma de conciencia y obstruyen el camino para la acción es justamente la noción de fidelidad familiar. Los padres sobreprotectores quieren ver a todo el núcleo familiar en completa felicidad y éxito, de modo que se exigen mucho para conseguirlo, lo que dificulta a veces el poder hablar del tema y pasar a la acción. Tienen miedo de herir a alguien o crear un conflicto llegando a  estados depresivos que los conducen a la muerte silenciosa. Me pregunto ¿Qué estamos haciendo para asumir con responsabilidad nuestra propia vida y conquistar la autosanación, la de los demás y la de nuestra madre tierra?

 

1 Egresado de la Universidad del Cauca, la Universidad de Medicina Tradicional China de Shanghai, La universidad Pedagógica de Nanjing, La Universidad Farmacéutica de China, La Universidad de Concordia y el Colegio Midwest de Estados Unidos.

COMENTARIOS

© La 13 Revista Virtual. Web Onca creativa

  la13revista@gmail.com                          colectivomujerexpaz@gmail.com

Bogotá, Colombia