Publicación de la Red Nacional de Mujeres

Excombatientes de la Insurgencia

PERIODISMO Y DERECHOS DE LAS MUJERES

Cualquier persona que enciende el televisor o la radio se imagina que el mundo del periodismo está exento de historias de la vida real, pero las violencias sexuales, por ejemplo, son tan comunes como en cualquier otro ámbito de la sociedad. El respeto a los derechos de las periodistas debe ser parte de los caminos de convivencia respetosa que el país necesita y campañas como #PeriodistasSinAcoso son del todo necesarias. #SembramosPaz.

 

 

Por: Fabiola Calvo Ocampo

 

 

 

                                                      Foto: Imagen de la campaña #PeriodistasSinAcoso

 

El ejercicio del periodismo es una profesión o un oficio (como lo quieran considerar) que deja enormes satisfacciones y exige esfuerzos, pero no es la imagen idílica que muchas personas se forman sobre todo cuando hablamos de mujeres que ejercen bien sea en salas de redacción o fuera de ellas.

 

Los medios reflejan lo que en el mundo económico, social o político se vive, reflejan la cultura, el pensamiento y los conflictos o alternativas que alrededor de ellos vibran y, cómo no, las violencias contra las mujeres que parece abstracta en ese mundo lejano llamado medios de comunicación y ejercicio periodístico.

 

Las mujeres son víctimas de acoso sexual y en el más grave de los casos, de violación. Me voy a referir al primero, en razón de la campaña #PeriodistasSinAcoso, promovida por la Red Colombiana de Periodistas con Visión de Género desde el Día del y la periodista, 9 de febrero del presente año, hasta el 8 de marzo Día Internacional de la Mujer, en la primera fase.

 

 

La segunda fase iniciará con las respuestas de mujeres periodistas, profesionales de la comunicación y estudiantes de esta carrera de un formulario sencillo que divulgaremos en diferentes formas a partir de julio.

 

El primer campanazo que hicimos sonar fue el triiin triiin… a la necesidad que tanto hombres como mujeres identifiquen cuándo es  acoso y no coqueteo, ni galantería, ni seducción.

 

Es cierto que existe una ruta para denunciar pero como prevención es necesario reconocer cuándo y cómo se manifiesta y que no naturalicemos comportamientos tales como: Contacto físico innecesario y no deseado; miradas lascivas y gestos relacionados con la sexualidad; peticiones de favores sexuales; comentarios, bromas, gestos o miradas sexuales; propagar rumores sexuales acerca de la víctima; mostrar imágenes sexuales, fotografías, ilustraciones, mensajes o notas sexuales; forzar a besar a alguien o algo más que besar. El acoso se siente, hay que reconocerlo y actuar.

 

Es difícil que el acoso sea denunciado por las periodistas tanto porque no se identifica, porque se tiene una baja autoestima o por miedo a perder el trabajo en un mundo tan cerrado como el del periodismo y la comunicación.

 

 

En las universidades públicas o privadas no dan herramientas a las estudiantes que, por el contrario, son acosadas por compañeros y profesores que no reciben ninguna sanción cuando el hecho es conocido por las autoridades académicas. Transmiten conocimiento pero no educan en la transformación cultural y por el contrario, refuerzan actitudes androcentristas y machistas en el relacionamiento entre hombres y mujeres.

 

La campaña busca evidenciar el acoso a periodistas en todo el proceso de la construcción de la información, pues tanto jefes, como compañeros o fuentes han sido partícipes.

 

Es preciso identificar, contar y denunciar, lo que corresponde a la segunda fase de la campaña, es necesario sensibilizar y transformar tanto a ellas como a ellos, es urgente erradicar las violencias contra las mujeres como parte del cambio en este país que transita en la búsqueda de la paz con una trocha denominada: esperanza.

 

 

la Red Colombiana de Periodistas con Visión de Género le apostó a la campaña #PeriodisasSinAcoso el Día Internacional por la Libertad de Prensa, porque la inclusión de los derechos de las mujeres debe ser considerada en una prensa libre,  debe contener los logros que hoy son normativa internacional.

 

Nuestro eslogan “Prensa Libre Incluye Derechos para Todas”, quiere poner en el debate que la libertad de prensa no es absoluta y se encuentra dentro de un contexto de logros realizado por las mujeres, que son sus derechos y son derechos humanos.

 

La libertad de expresión, de acuerdo al  Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, considera que entraña deberes y responsabilidades especiales.

 

En conclusión, las mujeres periodistas, la libertad de prensa se cruzan con el derecho de ellas a una vida libre de violencias y a la inclusión de sus derechos. Esto es transitar por otros caminos que ojalá no sean trochas sino autopistas con la iluminación de igualdad, equidad y nuevas ciudadanías. Así se construye paz en nuevas formas de hacer periodismo.

 

 

 

COMENTARIOS

© La 13 Revista Virtual. Web Onca creativa

  la13revista@gmail.com                          colectivomujerexpaz@gmail.com

Bogotá, Colombia