Publicación de la Red Nacional de Mujeres

Excombatientes de la Insurgencia

¡INSISTIR!

Nº14

 

OCT 2018

secciones

ISSN: 2539-3138

Insistir en la paz es una manera de conjurar el miedo. La resistencia es una manera de conjurar el miedo. La imaginación creativa es una manera de conjurar el miedo. Son múltiples y variadas las maneras de conjurar el miedo y en el momento en que se tejen en un camino en común se vuelven invencibles.

 

Insistir!! Sigamos insistiendo desde nuestros lugares cotidianos, en nuestros ecosistemas, en los espacios del día a día en el trabajo, en la casa, en las calles, en los barrios, en las veredas para que la siembra de la paz sea una actividad cotidiana, una manera de insistir en nuestro propósito de crear un nuevo país que desde el bien común ejerza sus derechos ciudadanos y se conciba como sociedad desde la convivencia armónica.

 

La conjura habla de los sentimientos, del universo sensorial… por eso resuena en el tejido simbólico. Y el miedo es un sentimiento cruel y apabullante que produce inmovilidad vital. Vencer con la acción el miedo, es una manera de insistencia, de resistencia. El mundo conducido como rebaño manso de esclavos, se logra con la epidemia del miedo, alimentado en las mil guerras y con las consiguientes insistencias y resistencias de las miles de paces que han generado las sociedades como lo relatan las historias locales y nacionales.

 

Los tiempos que estamos viviendo como país y como planeta, están polarizados. Paz o guerra, poder o libertad y así muchas dualidades que fungen bipolares. Los opuestos para crear guerras donde el objetivo es ser únicos y apropiarse del gobierno al ejercer un poder arbitrario en un mundo creado en torno al bien o el mal, genera una resistencia casi visceral, y la acción colectiva de la paz se vuelve insistente en la resistencia a esa sociedad bipolar. La democracia no se da por turnos, eso es repartición del poder. La guerra ha sido desde el nacimiento de la república la manera de hacer la política y de gobernar de la oligarquía (dicho pronto y mal). La participación desde la paz ha sido el discurso y el accionar de los movimientos sociales y políticos, con distintas modalidades de paz. La lucha ha sido entre guerra y paz y ahora estamos en un momento hito de ese conflicto.

 

La imaginación creadora es una aliada en la invención de la paz… ahí esta la resistencia creadora, la acción de la paz activa. No más batallas de destrucción y campos de guerras, inventemos campos de creación, acciones imaginativas de paz activa y creciente. Somos seres creatives, activemos esas herramientas y organicémonos con quien sintonicemos y desde cada espacio emitamos creaciones de paz activas y transformadoras del miedo y creadoras de convivencia armónica como sociedad y como especie por que la naturaleza es nuestro espacio vital, no nuestra fuente de riqueza.

 

Insistir en la siembra de la paz, en las creaciones colectivas de alternativas de diálogos, en maneras de convivencia, en modos de gobernar, en la solidaridad, en la colaboración, en el trabajo en equipo, en las relaciones horizontales, en la paz concebida desde la imaginación creadora.

 

Somos un pueblo que no conoce la paz, porque desde siempre en sus quinientos años de existencia como este mestizaje, nacido de violaciones y signados por la bastardía, nos hemos envuelto en conflictos violentos armados y desarmados, a tal punto nos habitaron que se nos ha vuelto costumbre, se ha naturalizado. Es necesario desarraigar la violencia cimentada en el miedo. Con imaginación tejedora de recuerdos y de sucesos, de sus sueños y esperanzas, de utopías e imposibles para inventemos una paz activa y creadora.

 

Insistir, resistir, intentar, invitar, crear, imaginar, jugar, hacer acciones de paz en un tejido de bien común.

Con el apoyo de:

© La 13 Revista Virtual. Web Onca creativa

  la13revista@gmail.com                          colectivomujerexpaz@gmail.com

Bogotá, Colombia